La misma jarrita

Publicado por Maily Sequera On 4:37 p. m. 0 comentarios


La tía grita:
¡Miiiiira,
tenemos la misma jarriiiita!
Levanta la barrigona jarra de vidrio por el asa.
La mira en el aire como un valuador de diamantes.
Lee las letras del fondo.
Verifica.
¡Pero si es la misma jarra!, y sonríe.
Es la misma jarra, tía.
¡Sííí,
idéééntica!
¿Cuánto te costo?
Mil trescientos bolívares
A mí también.
Precio justo.
Qué casualidad,
la misma jarrita.
¡Salió barata!
¿Barata?
Las otras costaban tres mil, ¡muycaaaras!
Demasiado
-y arruga la boca-
Pero mira, chica, ¡la misma jarrita!
No está fea, ¿verdad?
Pero tía, esa jarra costaba trescientos bolos.
Tiene mil bolívares de sobreprecio.
La devaluación, Maily.
La revaluación, tía.
Qué abuso.
Pero es la misma jarrita, ¿no?
Claro.
Barrigona,
con una flor en relieve,
de capacidad 1200 mililitros.
Para ti, para mí y para todos.
La misma jarra china.
Con un asa para que la levantes en el aire
y te sirvas un vaso de igualdad social.