{compras nerviosas}

enero 25, 2009 Maily Sequera 4 Comentarios




ii. arquitectura

tendré que ser genial y ser gigante, ser un edificio con monumento en el centro, ser el bastión de un conflicto civil, el blanco seguro de las guerras mundiales y disfrutarlo todo, tener mendigos durmiendo en las puertas, prostitutas caminando en la acera paralela, todos amigos de los vigilantes nocturnos y oficinas empresariales de tontos con amantes, consultorios odontológicos de tradición familiar, poderosas mujeres con trajes bien cortados que cantan en la ducha para sentirse hermosas y viejos ascensoristas que se sientan sobre el periódico de hoy. entonces, sí, qué importan los permisos. todo al demonio. habré construido demasiado sobre mi y podré vivir como cuando nada sabía. ya no necesitaré las bendiciones ajenas. tendré permiso para amar a alguien admirable o a un idiota, a la patria ajena y la propia, a un hijo que podría hacerme y deshacerme como a dios le da la gana, para ir a nadar mañana y no volver o sí, antes de que esté la cena, a podrirme de pie, a hacerme doña, mientras aprendo a cocinar, a hacer floreadas figuras con crema sobre el pastel de frutas, a tejerme crinejas complejas, hasta que me aburra de acordarme tanto, de oler a vieja, y decida posar los brazos sobre la panza para morirme en una mecedora.

Podría leer también

4 comentarios:

lo ke diga sobra.
puntos suspensivos...

^^

tarde o temprano pasa? no?

es.... naaaahhhh, déjalo así, Mai.

|andi.na| dijo...

puedo llegar un terremoto
y derrumbar ese edificio.

disculpe por llegar tarde,
ya sabe cómo ando

[legos♥]

[mag] dijo...

uff <3