Splenda

febrero 27, 2012 Maily Sequera 6 Comentarios




amor,
cuando vuelvas al súper
no compres Splenda
ni productos con alto contenido en fibra
no compres quesos bajos en grasa
....................esas mariqueras
porque esta vez
por ti
no voy a intentar ser más  flaca
o morirme más vieja
ya sabes que te quiero
y que tenemos suerte
porque tú eres un buen tipo
y yo soy buena y sincera
un desastre hermoso
que se quita la ropa cuando tú lo pides
que te quiere,  ya sabes
un desastre que te quiere.

No compres más Splenda, cariño
ya no tengo miedo
a morirme gorda
sino a morirme sola
y esa angustia, aún contigo,
es un martillo psiquiátrico inevitable.

Mi primo me ha dicho:
"Los hombres no te dejan por una más buena
sino por una más fácil"
y siendo imposible que renuncie a la franqueza,
no me pidas que abandone el azúcar.
Amor, tú come como quieras
pero el mío
desde hoy
con dos cucharaditas colmadas,
por favor.


Podría leer también

6 comentarios:

ProsaPistola dijo...

Marvada sea, Sequera. Marvada sea....

Yo <3 Todoesvioleta.

Definitivo, prefiero la palabra franca, la palabra sencilla, dicha con ternura sin llegar a lo cursi... Me gustó.

Susan Urich dijo...

Yo que vengo de una saturación de franqueza audiovisual, y se me ocurre leer esto. Marvada sea, que diría David.

|andi.na| dijo...

y galletas de subway, por favor.

Podría buscar la contraparte de este poema en este blog. Recuerdo que era algo que mencionaba un charco, un suicidio y celulitis.

Pero me gusta más este. Es como debe ser.

[y mucho helado también, por favor]

Juan Miguel dijo...

Me recuerda a un poema de Plácido Pignatario que dice "querida, mantente alejada de las vacunas, yo adoro tus enfermedades". Siempre es un gusto ver como alguien le cae a machetazos al arquetipo de mujer ideal latinoamericana hasta volverlo ñoña. Y bueno, ya sabes.

Se pasó esta pana.