la mejor versión de ella misma

enero 23, 2007 Maily Sequera 4 Comentarios




Ella no pierde el tiempo en espantar fantasmas. Domina su sombra. Anda por las cuerdas sin torpeza, con la certeza de que recorre los espacios que debe recorrer. En el andar, le palpita el pecho. Cuando alguien más logre escuchar, se dará cuenta de cómo la golpea el sentimiento. Sin juzgar y sin temerle a nada, mira asumiendo su inocencia, aceptando su ignorancia, sin cristales y sin armas. Deja que duela, deja que sane y, a veces, se dobla en el sufrir y se expande en la alegría. Es más que eso, la emociona la duda en movimiento. Ahora, reconoce a Dios y sonríe al comprender el tiempo perdido en el debate, en la infantil necedad de confrontarlo. Por ello, ha asumido el compromiso, el deber tortuoso de balbucear ideas y luego organizarlas en versitos. Ya no filtra con la mirada el pensamiento. La mejor abre la boca para que salgan agujas, bestias, algodones o ese montón de gentecita que se le escapa en insomnios. La mejor versión no miente, no omite ni piensa de más. Ella es emoción pura, quien acepta el accidente de la carne, una cazadora de la desvergüenza, agüita fresca, página en blanco, arena fría y canto de otra. Sólo mantiene una advertencia: no la ensucies. Aún cree en la máxima de que cada quien carga con su mugre. Ámala como se ama, comprende su inquietud incurable. Mírala y siente lo mismo que ella siente ante el espejo. No hay nadie a quien salvar, nada que resolver; no necesita el manual de instrucciones. Ya nada reprocha, algo le alivia. Todo está bien. La mejor sólo quiere contar cosas y acoplar su palpitar al batir de alas de los pájaros que emigran, al golpe de la gota que resbala en selva virgen, al pálpito de los niños que juegan a la guerra, a la máquina industrial que ensambla automóviles, ir al ritmo del suspiro que sueltas odiando el tráfico, poner el punto y final o el pulso de redonda justo cuando estés tocando tu corneta.

Podría leer también

4 comentarios:

lisa dijo...

estas palabras universales en sentidos y entendimientos

me quedo con los dos primeros parrafos...

saludos

D´Hers dijo...

si yo escribo algo así me dicen maricon

Jajaja que lástima que te ahorraste el maricona. Me encanta la polémica de vez en cuando!

Jeanfreddy dijo...

¿y es que hay alguna otra forma de vivir tan poéticamente que odiando el lugar donde naciste, especialmente por no poder dejar de amarlo?