Mi última esperanza

julio 20, 2007 Maily Sequera 1 Comentarios



parece una lección divina
 espiritual, me refiero-
mi compromiso es vivir en desvergüenza,
......................... quitarme a tajos la piel y el músculo,
......................... descubrir mi columna vertebral
.........................................para que vean - enroscada, mansa, acuosa –
............................................................... toda mi deuda penosa de otras vidas.


en el camino, aprendí a flotar y a colgar.
Éstas se han convertido
_en mis opciones de ubicación y transporte.
Lo mío es agitar los brazos, torturarme los tobillos
_y cuando digo el camino
...........................................es por puro capricho del lenguaje.

compréndeme.
tan arriba y tan abajo,
nunca se tiene nada.
todo pasa en transito apurado,
las aves que emigran, las gotas que caen
- y eso por darte ejemplos inocentes-

El descenso de un suicida urbano
y la elevación de un satélite militar,
.......................son movimientos rápidos y muy precisos.

Esta semana, enterré a un amigo,
.................embalsamé a mi hermano.


y la madre que disciplinó mis dedos
.............se ha ido para no volver.
Esto es hiroshima,
tragedia de muchas haches.


No me sirve de nada tu pena,
.....................tu duda indisoluble y siamesa,
que no tengas ni idea de qué hacer conmigo.


yo - sin vergüenza-
.....te declaro mi última esperanza
y te doy todo el permiso para morirte primero
............................................................- que ya yo me puse el luto y te di letra -

entiéndase,
puedes dejarme.

yo nunca tuve nada,
pero te [re]conozco
enroscado, manso, acuoso,
...............................abrigo de mi columna.


Podría leer también

1 comentarios:

avagun dijo...

Así como Buba dejó mucho en nuestros corazones, hoy que te tengo y sé que me puedes escribir, quiero que sepas que tú también has dejado demasiado en todos los que te conocemos. Pensemos que no hemos perdido a un amigo, más bien lo llevaremos siempre a todos lados.